«Anclados», novela sobre Venezuela se presentó en Madrid

La novela “Anclados” de la escritora y periodista venezolana Inés Muñoz Aguirre, nace en Madrid de la mano de Kalathos España. Esta novela pone sobre el tapete un juego entre el pasado, presente y futuro de Venezuela. Los movimientos del “mar”, así como la proa y la popa de un barco, que para la autora se encuentra detenido, es el símil de un país que pareciera estancado en medio de la barbarie que significa ver todo desde la óptica personal. Anclados rompe todos los esquemas, una novela en la que los personajes para mostrarnos la luz, pero también el lado más oscuro de los seres humanos, hablan desde sus sueños, sus temores y sus miedos. Atrapados por la radicalización que los devora sin compasión alguna.

La autora, con cinco novelas publicadas por sellos tan importantes como Ediciones B y Bruguera, entre otros, reconoce en esta obra, el proceso creativo más difícil que le ha tocado enfrentar no sólo por lo que significó la investigación, si no por lo que representa descubrir las diferentes caras de un deterioro que se gestó durante muchos años, para conducir a toda una sociedad, no sólo a la destrucción económica, si no al derrumbe psicológico de una generación preparada para vivir en democracia.

Miguel Ángel Contreras Betancor, director de la Director de la revista contraluz.es describe el contenido de “Anclados” de la siguiente manera: Desesperanza, desolación y devastación son las tres palabras que podrían conformar los cimientos sobre los que Inés Muñoz Aguirre ha levantado la torre de vigía desde la que observa el acontecer actual de su país, de Venezuela; y como sea que el periodismo corre por sus venas, ha elaborado una crónica (una novela) en la que no hay lugar para la asepsia ni para las florituras. En ese espacio que lleva por título Anclados, la también escritora y dramaturga caraqueña, nos presenta el estado de ánimo de unos compatriotas que son testigos directos del advenimiento del régimen chavista. De unos venezolanos del clase alta (y aunque alguno pueda sorprenderse, –malditos prejuicios– no son personas viles ni poseídas por una maldad fuera de todo límite) que se conocen desde su más tierna infancia, que estudian en los mismos colegios y a quienes la vida situará a ambos lados de una senda; unos emprenderán el camino de la gestión empresarial o del periodismo y otros abrazarán el becerro revolucionario, –por convicción y por dinero–, con algún que otro altibajo estético del que saldrán, si cabe, más cerriles.

Surca Anclados el proceloso mar del pasado al que acude para contextualizar a ciertos personajes, al propio país y así entender, porqué otros son como son, y claro ahí está Elena –eje sobre el que pivota la trama– que como afirma una amiga: “se debate entre el pasado y el presente… corre entre la popa y la proa de su barco”. Sé que esta novela ha supuesto para la autora un gran esfuerzo en tiempo y sobre todo en sentimientos, porque sin sangre que corra por las venas es imposible retratar, como aquí ocurre, lo que se vive en Venezuela: situaciones que están más cerca de una experiencia aterradora diaria que de un mal sueño.

Y concluyo recordando una reflexión que hará entender el inicio de esta líneas: “En este país los hechos se repiten una y otra vez, sólo cambia el nombre de los personajes”.

Ya está a la venta en Delipapel Travesía de San Mateo 9 28004 Madrid, al lado de Museo del Romanticismo.

www.000webhost.com