Cantos de Trabajo del Llano convocó gran afluencia a la Filven 2018

Con una participación masiva de público que contempló emocionado  los videos de los Cantos de Trabajo del Llano  y  la interpretación  de los maestros Vidal Colmenares y César Gómez, el Centro Nacional del Disco, Cendis, cerró exitosamente su participación musical en la Filven 2018, el sábado, 17 de noviembre, en la Plaza Bolívar de Caracas.

A casa llena los caraqueños y visitantes se dieron cita al evento melódico, el cual despertó el sentido de pertenencia a través de los videos de los Cantos de Trabajo del Llano entonados por campesinos de Cojedes y Apure. El presidente del Cendis, Ali Alejandro Primera, recordó la difusión internacional que le dio Simón Díaz a la tonada llanera, que tiene su origen en los cantos de los trabajadores del campo, rescatados a través de estas grabaciones audiovisuales. Destacó el esfuerzo hecho para documentar estas faenas rurales  y evitar así que se pierdan, con el fin de mantener vivo,  en las nuevas generaciones, el origen de nuestra idiosincrasia como pueblo. Elogió la cooperación entre la Fundación Corazón Llanero, el equipo humano del Cendis y la productora Atmósfera Creativa, para materializar ese sueño. En tono humorístico instó a no dejar que estos cantos se pierdan y evitar que un joven arree el ganado montado en una moto y cantando reguetón.

Anunció que la tarea de acopiar estos cantares campesinos continuará. “Todavía nos toca seguir recorriendo los llanos de Guárico, de Barinas, Portuguesa”, precisó.  Y manifestó su compromiso de seguir defendiendo la canta criolla originaria, continuando la tarea encomendada por el comandante Chávez. “Queremos que la canta que plantea la defensa de nuestra identidad como país-nación, siga floreciendo y que el cuatro venezolano sea el instrumento más difundido en el planeta”, declaró.

Seguidamente Vidal Colmenares y César Gómez interpretaron Cantos de Trabajo del Llano y tonadas para luego realizar un concierto que motivó a los presentes a bailar joropo, principalmente a los niños y niñas que tomaron la tarima.

Por su parte, el maestro Vidal Colmenares exaltó la significación del evento. “Para mí significa parte de mi vida, ya que desde muy niño estoy en estas faenas. Tengo más de 50 años cantando como becerrero y luego como ordeñador. Cantándole a la vaca esa melodía para que se relaje. O en un corral, entonando una tonada con el nombre de una vaca para atraer el becerro al tranquero. Aspiro que ésto siga adelante y que los muchachos trabajadores del llano no pierdan esta costumbre”, señaló.

Detalló las virtudes de mantener viva esta tradición rural y los sentimientos que encarna. “Cuando tú le cantas a la vaca, la vaca da más leche. Tú le puedes echar el cuento a la vaca de tu melancolía. Lo que no puedes contarle a otras personas se lo cuentas a la vaca, porque ella no te va a delatar. Con el canto de arreo, que es más melancólico, despides con tristeza a la manada o al novillo que no volverás a ver”, explicó.

Reconoció el esfuerzo hecho por Ali Alejandro Primera para el rescate de esta manifestación musical. “Eso es una demostración de que el comandante Chávez no aró en el mar. Ali Alejandro viene de una casta de músicos y de luchadores por esta patria como lo fue Alí Primera, está montado en este trabajo de preservar los valores patrios y gran parte de la cultura”, señaló.

Por su parte, César Gómez, elogió que en el marco de la Filven 2018 se hayan unido los libros y la música, principalmente los cantos de trabajo del llano por su carácter originario. “Estos cantos nos llevan a la raíz. Sobre todo los cantos de ordeño, los cantos de arreo. Todos esos cantos de trabajo que son nuestra raíz musical”, dijo. Indicó que ésta es una oportunidad para la concientización de los jóvenes sobre sus raíces. “Gran parte de la juventud no conoce estas tendencias. Lo que son los cantos de trabajo, los cantos de arreo, porque la modernidad nos ha traído consigo el hecho de que las cosas son simples, son fáciles. Uno sabe cómo llega la harina de maíz precocida a la casa, pero nunca ha molido, nunca ha pilado el maíz. La gente no sabe qué es lo que se canta, o qué es lo que se toca. Me parece muy importante que la juventud se entere de cuáles son nuestros cantos porque ésta es la raíz de nuestra vida. En estos momentos que muchos jóvenes se van a otros países, se van sin conocer su historia, su tradición, su vida, sus raíces, su cultura”, subrayó.

Enfatizó que la voluntad de preservar esta expresión cultural contribuirá a entender nuestro proceso como pueblo productivo. “Estos Cantos de Trabajo del Llano son lo más auténtico, son lo más genuino que tenemos los venezolanos. Hay que voltear la mirada no sólo a las cosas banales, no sólo al canto recio, al canto que escuchamos  en la radio, sino a estos cantos que nos trae el verdadero  sentimiento, el verdadero  sentir del llano venezolano, el verdadero sentir del hombre trabajador que ordeña una vaca, se da cuenta si la vaca está enferma, se da cuenta si la vaca tiene algún problema. Y después que ordeña a esa vaca, después de un largo proceso, llega el producto a la ciudad para compartirlo con todos los venezolanos. Debemos entender que detrás de todas estas cosas que nos llegan a la capital, hay un gran equipo, porque hasta la persona que carga el camión para traer la leche a Caracas, seguramente va cantando”, finalizó.

Twitter: @CendisMusica 

www.000webhost.com